Online_ShopVersión_EspañolFacebookYoutubeTwitter
  • Nuestra historiaimage1

    En el año de 1947 en la Ciudad de Oaxaca, México; Doña Rosa Quevedo en colaboración con su hija Tere Calvo, abrieron al público la primera tienda dedicada exclusivamente a la venta de joyería.

    image2

    En esa época se acostumbraba que dentro de la botica, la tienda de ropa o cualquier negocio similar se tuviera una pequeña vitrina, en la cual se exhibía y vendía joyería, pero hasta entonces no había una tienda dedicada exclusivamente a la venta de joyería.

    Con un fuerte espíritu emprendedor, Doña Rosa y su hija establecieron la tienda en la Primera calle de Valdivieso y la llamaron "Joyería Rosita". Desde ese entonces decidieron tener un taller propio en donde elaboraban joyería de filigrana o ramo; así como joyas combinadas de oro y plata con incrustaciones de piedras finas. La belleza del diseño y la calidad en el trabajo de las piezas, le otorgó a la joyería una excelente reputación a nivel local, que con el tiempo se expandió a todo el territorio nacional.

    image3

    Una vez que la tienda se encontraba bien establecida, las Sras. Quevedo y Calvo decidieron mostrar su orgullo nacional y cultural al introducir a su joyería una línea de reproducciones de las piezas descubiertas en la Tumba No. 7 de Monte Albán. Para esto, se realizó una exhaustiva investigación histórica y se obtuvo la autorización de reproducción por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México.

    image5

    El 9 de Enero de 1932, el arqueólogo mexicano Dr. Alfonso Caso realizó el mayor descubrimiento de joyas prehispánicas conocido, incluso hasta hoy, en tierras Americanas. El famoso Tesoro de la Tumba Número 7 consiste en una gran variedad de Joyas Prehispánicas realizadas en plata, oro, cobre y hueso, así como en piedras preciosas. Muchas de estas joyas se encuentran actualmente exhibidas en el Museo Regional de Antropología, en la Ciudad de Oaxaca, y en el Museo Nacional de Antropología e Historia, en la Ciudad de México.

    image4

    En 1962, Doña Tere Calvo se separa comercialmente de su madre y funda la "Joyería Tere", en donde sigue atendiendo a su clientela. En 1985, Doña Tere decide unirse con sus hijos Rogelio y Alberto y su nuera Inés, para fundar ORO DE MONTE ALBAN, S.A. DE C.V., compañía que se ha dedicado a mostrar internacionalmente el arte prehispánico de México. En sus inicios, ORO DE MONTE ALBAN contaba con una planta productiva de 9 orfebres y 2 tiendas en la Ciudad de Oaxaca. Actualmente, la empresa ofrece trabajo a cerca de 50 orfebres y tiene 6 tiendas en Oaxaca y oficinas en la Cd. de México y San Antonio, Texas.

    image6image7
  • Nuestra misión

    Difundir y Preservar la herencia cultural de nuestros antepasados por medio de la fabricación de joyería artesanal de la más alta calidad, buscando en todo momento la satisfacción absoluta de nuestro clientes y la realización profesional y personal de cada uno de los integrantes de la empresa.

  • Nuestro logotipo logo

    Diseñado por el artista Héctor Jara, nuestro logotipo está integrado por tres elementos tomados de los glifos de las joyas de las culturas Mixteca y Zapoteca: El glifo central, tomado de la cultura Zapoteca, representa al "oro". Las Volutas que significaban "algo precioso" en la Cultura Mixteca y que también decoran el calendario de esta cultura. La falsa filigrana tomada de la Joya Mixteca "Chimalli".

    Nuestro logotipo representa fielmente a nuestra filosofía: "Hemos sobrevivido al paso del tiempo en el trabajo fino del oro".

  • Nuestros procesos de producción taller1

    Para fabricar las reproducciones de las joyas prehispánicas, utilizamos los mismos principios que utilizaron nuestros ancestros: el "vaciado a la cera perdida". En esta técnica se origina en uno o varios modelos de cera pegados a un tubo central, también de cera, los cuales a su vez están cubiertos por un yeso refractario especial llamado investimento.

    taller2

    El refractario se deposita dentro de un cilindro metálico y cuando el investimento se seca y endurece, se coloca en un horno y se calienta hasta alcanzar una temperatura aproximada de 700 grados Celsius o 1300 grados Fahrenheit. Debido a la temperatura, la cera se derrite y es eliminada, de ahí proviene el nombre de "Cera Perdida"; sin embargo, el yeso guarda la forma de la cera.

    taller3

    Para llenar el hueco que dejó la cera con el metal, se utiliza la fuerza de una centrífuga de cuerda, la cual al girar sobre su eje hace que el metal se vea forzado a entrar en el orificio del cubilete, llenando todos los huecos que dejó la cera. El oro ligado de 14K es fundido a una temperatura aproximada de 900 grados Celsius, equivalentes a 1655 grados Fahrenheit.

    Una vez que la joya es "vaciada", es limpiada, detallada y decorada cuidadosamente por las expertas manos de nuestros orfebres. Si piensa visitar Oaxaca, podrá observar este proceso en los talleres de ORO DE MONTE ALBAN.

    taller4taller5

    Solicite mayores informes sobre estas visitas a info@orodemontealban.com.

  • Taller y tienda
    • Porfirio Díaz 311, Col. Centro
      Oaxaca, Oaxaca. México
      Tel. (51) (951)5164528
      Fax (51) (951)5165370
  • Tiendas
    • M. Alcalá 503
      Oaxaca, Oaxaca. México
      Tel. (01) (951)5164224
    • M. Alcalá 403
      Oaxaca, Oaxaca. México
      Tel. (01) (951)5143813
    • Plaza Alcalá
      M. Alcalá esq. M. Bravo
      Oaxaca, Oaxaca. México
      Tel. (01) (951)5161812
    • Zona Arqueológica de Monte Albán
      U. de Servicios
      Oaxaca, Oaxaca. México
      Tel. (01) (951)5161781
    • Av, Las Rosas 2933 Local 2 (Lobby Hotel Milton)
      Col. Rinconada del Bosque
      Guadalajara, Jal.
      CP 44510
      Tel (01) (33)36710108
    • Correo 8
      San Miguel de Allende
      Guanajuato
      Tel (415) 1544094
    • Av. Mahahual S/N
      Mahahual Q. Roo
      Tel (983) 8345698
 

Valid XHTML 1.0 Transitional

 
hidden hidden hidden hidden hidden hidden hidden hidden hidden hidden hidden hidden hidden hidden hidden hidden hidden hidden hidden hidden hidden hidden hidden hidden hidden hidden hidden hidden hidden hidden hidden hidden hidden hidden hidden hidden hidden hidden